miércoles, 16 de noviembre de 2011

El llamado de Jonás – 2 parte

El llamado de Jonás – 2 parte
“Anda, ve a la gran ciudad de Ninive y proclama contra ella que su maldad ha llegado hasta mi presencia” (Jonás 1:2)
Dios es Señor de Todas las naciones – Salmo 47:8. Jonás le dijo al rey que debe expandirse porque es voluntad de Dios según se nos relata en 2 Reyes 14:25, pero en el momento de su llamado, su nacionalismo le juega en contra al ver la soberanía absoluta y universal de Dios. Dios también es Señor de Ninive. Esto no le agrada al profeta cuando tiene que pensar que Dios es Señor de todo, porque quiere condicionar este Señorío siempre y cuando signifique un beneficio a Israel. Vemos el marco limitado de su obediencia y lo ridículo que somos muchas veces cuando queremos que Dios se adecue a nuestro molde. Es aquí cuando huimos de nuestro Dios al que decimos servir. Nosotros como Jonás también tenemos nuestras Ninives. Se nos enseña hacer discípulos e ir a todas las naciones pero muchas veces nos encontramos luchando contra Dios, limitando el alcance de la gracia Divina. Hablamos de ir a todos lados pero en la practica hay determinadas Ninives que no queremos abordar o no salir de “nuestra tierra”. Decimos de estar dispuestos a ir donde Dios nos envié pero siempre y cuando sea gente como nosotros. No queremos meternos en determinados campos y Dios nos dice que la razón por la cual nos quiere enviar es porque “su maldad ha llegado hasta mi presencia”. Nos negamos ir a Ninive y el resultado es que Ninive sigue andando por sus caminos de destrucción. Por un lado afirmamos tener una excelente teología como Jonás (Cáp. 1:9), pero en la practica queremos que Dios nos sirva a nosotros y nos desentendemos de los demás. Le pedimos que actué de determinados modos y solo en ciertos ámbitos. Solo para nuestros beneficios. Si Jonás parece ridículo, desobediente, cuanto más nosotros cuando actuamos de la misma manera. Dios actúa con nosotros o sin nosotros pero si lo hace sin nosotros, nos perdemos la bendición de estar unidos a su propósito. Nuestra oración: Señor ayúdame a ser obediente y estar disponible a ir donde tu me envíes.
Scott, Carlos: Devocionales Sobre El Libro De Jonás. Bellingham, Washington : Software Bíblico Logos, 2006, S. 6

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hostgator Discount Code